fbpx
abril 15, 2024

ConstruClub

Construcción, Arquitectura y Diseño

En 2024, oficinas premium en Bogotá seguirán su buena racha

Según especialistas de Cushman & Wakefield, el mercado de oficinas premium continuará en 2024, destacando Bogotá como líder en la evolución de estos espacios en Colombia. Se caracterizarán por su enfoque en construcción sostenible, eficiencia energética, amenidades más completas y entornos laborales de alta calidad. La viabilidad de más de 764.000 m² de proyectos de oficinas en Bogotá dependerá de factores como la estabilidad macroeconómica, tasas de interés y precios de materiales de construcción.

Al concluir 2023, Bogotá registra una recuperación exitosa en el mercado de oficinas Clase A, evidenciada por la disminución gradual de la tasa de vacancia, impulsada por dinámicas positivas del mercado. La estabilidad en la oferta y demanda, liderada por sectores estratégicos como educación, tecnología y alimentos, ha influido en la absorción de espacios y la preferencia por infraestructura moderna, conectividad avanzada y soluciones tecnológicas en activos.

En este contexto, la búsqueda de ubicaciones prime por parte de las empresas ha elevado los precios de alquiler y fortalecido la posición de corredores con alta demanda, consolidándolos como destinos preferidos para empresas e inversores.

“Ha sido interesante en el 2023, ver cómo ha sido marcada la tendencia hacia la construcción de edificaciones sostenibles y eficientes energéticamente, pero también la modernización en esa vía de edificios ya existentes, alineándose a iniciativas de descarbonización, lo que no solo mejora los inmuebles, sino que atrae a las empresas para las que hoy la sostenibilidad y su responsabilidad hacia la misma, son vitales para el negocio”,

asegura Juan Carlos Delgado, country manager de Cushman & Wakefield.

Además, la adaptación al trabajo híbrido y la creciente prioridad otorgada a los criterios ESG (Ambiental, Social y Gobernanza), han emergido como elementos clave en la toma de decisiones en tipo de edificios y oficinas a ocupar. Proporcionar una experiencia sólida a través de productos que cumplen con estas especificaciones, se ha convertido en una estrategia esencial para atraer y retener inquilinos en un entorno laboral en constante evolución.

El 2024, con un panorama optimista

Diego Zapata de Cushman & Wakefield anticipa la entrada al mercado de aproximadamente 60,000 m² de nuevas oficinas premium en Bogotá. La mitad de este inventario provendrá de la construcción de un edificio en pleno desarrollo corporativo en el corredor de Noroccidente. Esta adición no solo promete un crecimiento notable para el sector, sino que también refleja una apuesta sólida respaldada por el continuo interés en espacios de alta calidad, centrados en el bienestar de los inquilinos.

Frente al precio de alquiler, este ha mostrado una tendencia al alza, llegando a un valor de $75,173 COP por m², con un incremento del 2.3% en comparación con el año anterior. “Se proyecta que esta tendencia continuará en el próximo año, motivada principalmente por la escasez de espacios eficientes y la reducida disponibilidad en los corredores más solicitados, que impulsa una competencia intensa entre las empresas por adquirirlos y el alza de precios”,

asegura Juan Carlos Delgado de Cushman & Wakefield.

Y para el futuro, aunque existen 764.000 m² en proyectos sobre planos, los expertos de Cushman & Wakefield prefieren ser moderados en las proyecciones, ya que factores externos podrían influir en las fechas de inicio de obra, y las condiciones del mercado cambiar, en especial con incidencia directa de los precios de materiales de construcción y tasas de interés, que influirían de manera decidida en la viabilidad de los proyectos.

Considerando la previsión de nuevas entregas, se espera que los corredores de Noroccidente, Salitre y Centro destaquen con una mayor oferta competitiva disponible.

Bogotá seguirá siendo un actor destacado en Suramérica

Bogotá se proyecta como un actor destacado en el mercado de Suramérica para 2024, gracias a su baja tasa de vacancia del 10,7% y precios competitivos en oficinas Clase A. Sin embargo, la sostenibilidad de este rendimiento positivo depende de condiciones estables, especialmente en tasas de interés y costos de construcción. A pesar de enfrentar desafíos y competencia regional, destacando Lima por precios a la baja, Bogotá destaca por su solidez relativa en comparación con Santiago y Buenos Aires en términos de vacancia, según señala Diego Zapata de Cushman & Wakefield.

“Para consolidar y fortalecer su posición en el mercado, la ciudad debe continuar adaptándose a las dinámicas regionales y mantener un entorno propicio para la inversión. Es crucial que Bogotá no solo preserve sus ventajas competitivas actuales, sino que también se esfuerce por mejorarlas. El monitoreo constante de las tendencias del mercado, así como la flexibilidad para ajustarse a ellas, le permitirá mantener su atractivo para inversores y ocupantes de oficinas. En este sentido, la planificación estratégica y la colaboración con los diversos actores del sector serán elementos clave para asegurar un crecimiento sostenible y una posición sólida en el panorama regional”,

concluye Juan Carlos Delgado de Cushman & Wakefield.
error: Contenido protegido