fbpx
junio 25, 2024

ConstruClub

Construcción, Arquitectura y Diseño

El poder de la emoción en el diseño de tiendas 

Hoy en día, el mundo minorista se enfrenta a retos sin precedentes. Atrás quedaron los días en que bastaba con llenar los estantes. Ahora, los consumidores buscan experiencias que despierten emociones reales. Pero, ¿cómo pueden las marcas no sólo estimular sino inspirar a sus clientes? 

El resurgimiento de la emoción en el diseño 

La palabra «encantamiento» parece haberse perdido en el ruido constante de nuestra era digital. Sin embargo, con la creciente necesidad de escapismo y experiencias que nos transporten, el diseño espacial ha adoptado estos temas populares. Wunderman Thompson, en su reporte «The Age of Re-Enchantment», destaca la importancia de reconectar con nuestras emociones, tanto en línea como fuera de ella. 

  • Tendencias emergentes: las marcas que logran evocar una sensación de alegría o sorpresa tienen una mayor probabilidad de atraer a los consumidores que aquellas que simplemente cumplen con lo que prometen. 
  • La Búsqueda de emociones: las experiencias comerciales se han convertido en un refugio para aquellos que buscan sensaciones y entretenimiento, anteriormente buscadas en la naturaleza, el arte y la literatura. 

Después de la emoción 

La tecnología, en particular la realidad virtual y la inteligencia artificial generativa, ofrece oportunidades para democratizar la búsqueda de emociones. Desde espacios minoristas que transportan a los visitantes a un viaje al pasado utilizando tecnología moderna hasta experiencias que rompen con la monotonía diaria, el potencial es infinito. 

Datos reveladores: Las emociones como la alegría, la esperanza y la inspiración encabezan la lista de lo que la gente busca más en su vida. Además, la atracción hacia experiencias adrenalínicas o incluso relacionadas con el horror está ganando popularidad, especialmente entre los millennials. 

Rompiendo barreras emocionales 

La creciente conversación sobre la salud mental y el bienestar pone de manifiesto la importancia de las emociones en nuestra vida diaria. Las marcas tienen la oportunidad de liderar en alfabetización emocional, ofreciendo a los consumidores espacios seguros para explorar y entender sus emociones. 

Conexión profunda: Las marcas pueden fomentar conexiones más profundas entre las personas y con el planeta, adoptando un enfoque pro-social y facilitando conexiones humanas. 

Hacia un futuro sensorial 

Ya sea a través de espacios minoristas surrealistas, experiencias de bienestar trascendentes o activaciones basadas en la naturaleza, las oportunidades para diseñadores y marcas son innumerables. La vista, el gusto, el tacto, el oído y el olfato son sentidos que las marcas pueden activar para ofrecer experiencias más ricas. 

Nueva era tecnológica: estamos al borde de una era de enriquecimiento sensorial impulsado por la tecnología, que presentará oportunidades emocionantes para las marcas. 

En la era del re-encantamiento, es esencial que las marcas reconozcan y utilicen el poder de las emociones en el diseño minorista. Las métricas de marca ya no se limitan a números, sino que incluyen emociones humanas como sorpresa, admiración y alegría. Al centrarse en las emociones, las marcas no sólo se conectan mejor con sus consumidores, sino que también establecen una relación más profunda y duradera. 

error: Contenido protegido