fbpx
julio 18, 2024

ConstruClub

Construcción, Arquitectura y Diseño

Los proyectos de subestaciones digitales y sus retos en el país

Las subestaciones digitales son infraestructuras utilizadas para proteger, controlar y conectar sistemas de distribución y transmisión de energía, además de reducir niveles de alta a media tensión. Estas combinan la última tecnología en gestión energética y han sido implementadas en los últimos 10 años por empresas como Celsia, EPM y Enel.

¿Cómo funciona una subestación digital?

El funcionamiento de una subestación digital comienza con la generación y transmisión de energía a puntos específicos, luego distribuida a lugares como barrios, hospitales y aeropuertos. Estas subestaciones operan en espacios de alta tensión y se utilizan en empresas de servicios públicos y grandes empresas industriales. Tienen cuatro niveles operativos: recepción de potencia eléctrica en equipos de patio (Nivel 0), conversión de señales para control en cuarto de control (Nivel 1), y transmisión de información a software local y SCADA remoto (Niveles 2 y 3).

Estos sistemas supervisan fallas en tiempo real, como rayos y cortocircuitos, para evitar interrupciones en el suministro eléctrico. Las nuevas tecnologías utilizan cables de fibra óptica para recibir señales de voltaje y corriente, reduciendo la exposición al riesgo para los operadores.

Retos que entorpecen la inversión de estos proyectos

Sin embargo, la inversión en estos proyectos enfrenta retos. La industria eléctrica lucha por la transformación digital debido a la rigidez de sistemas heredados y la falta de tecnología escalable. Para superar estos obstáculos, es necesario adoptar enfoques definidos por software, aprovechando aplicaciones como IoT, la nube y el machine learning.

¿El futuro? un enfoque definido por software

En este contexto, las compañías eléctricas están adoptando softwares que convierten las subestaciones digitales en elementos clave para la transición a redes digitales. Schneider Electric, por ejemplo, ha avanzado en la digitalización y electrificación para gestionar la energía de manera más eficiente.

En el caso de las subestaciones digitales, las señales eléctricas transmitidas por fibra óptica son captadas por software como el SCADA para controlar y monitorear. La inversión en la evolución del software es esencial para respaldar el desarrollo de estos proyectos y lograr resultados sostenibles en descarbonización.

error: Contenido protegido