fbpx
julio 18, 2024

ConstruClub

Construcción, Arquitectura y Diseño

Día Mundial del Ahorro Energético

El mundo se enfrenta a importantes desafíos en el ámbito energético. Con la creciente demanda de energía y la rápida disminución de los recursos naturales, es esencial tomar medidas para preservar la energía y utilizarla de manera más eficaz. En el Día Mundial del Ahorro Energético, se nos anima a tomar conciencia de cómo la conservación de este recurso puede llevar a prácticas más inteligentes, como el uso de fuentes de energía renovable y la implementación de estrategias de eficiencia energética en todas las industrias.

En el complicado rompecabezas del suministro de energía a nivel mundial, es crucial comprender la relación entre la oferta y la demanda antes de abordar cualquier discusión sobre eficiencia energética. El lado de la oferta abarca diversas fuentes de energía, que incluyen combustibles fósiles, energías renovables y nucleares, mientras que el lado de la demanda representa el consumo de estas fuentes. En el sistema energético actual, solamente un tercio de la energía producida llega a los usuarios finales, mientras que los dos tercios restantes se pierden o desperdician en el proceso.

Un desafío urgente y una oportunidad crítica 

La cuestión clave es si es posible mejorar la eficiencia en el consumo de energía, y la respuesta es un claro sí. A medida que el mundo enfrenta presiones crecientes relacionadas con el cambio climático y las crisis energéticas, es esencial reconocer que tanto la oferta como la demanda son igualmente cruciales en el camino hacia la neutralidad energética. Esto implica una transformación completa del sistema energético, con un enfoque en la transición hacia fuentes de energía más sostenibles y la optimización del consumo de energía.

Hasta ahora, la atención se ha centrado en la búsqueda de fuentes alternativas de energía y la electrificación, pero no debemos subestimar el papel esencial de la eficiencia energética. A menudo se pasa por alto debido a su naturaleza abstracta y a las dificultades para visualizar, medir, incentivar o legislar al respecto. No obstante, la eficiencia energética representa una solución atractiva para abordar la energía que se pierde o se desperdicia, lo que garantiza una mayor seguridad en nuestro sistema energético actual.

Electricidad 4.0: el futuro de la eficiencia energética 

En esta situación, es esencial liderar una revolución en el ámbito energético. En un mundo cada vez más conectado, la tecnología actúa como un factor desencadenante para transformar la manera en que producimos, consumimos y gestionamos nuestra energía. Uno de los avances más notables en este contexto es la aparición de la Electricidad 4.0, una revolución digital que está configurando el futuro de nuestra infraestructura energética. La Electricidad 4.0 representa la convergencia entre la electricidad y lo digital, marcando una nueva era en la que la electricidad se convierte en el motor principal para la descarbonización y la eficiencia energética. Esto implica el uso de dispositivos inteligentes impulsados por el Internet de las cosas industrial (IIoT), sistemas informáticos en la nube, inteligencia artificial y análisis de datos. Estas tecnologías colaboran para crear sistemas eléctricos más inteligentes, eficaces y controlados.

El impacto en la eficiencia y sostenibilidad 

Schneider Electric es una de las compañías que está liderando la transformación del futuro energético. Como líder en automatización de la gestión energética, están digitalizando el sector eléctrico para optimizar el consumo de energía en tiempo real y garantizar un mercado eléctrico ciberseguro, seguro y sostenible. A través de la implementación de la Electricidad 4.0 en sus productos y servicios, la compañía busca no solo obtener energía más inteligente, sino también más sostenible y resiliente. Esta revolución digital mejora significativamente la vida cotidiana de los usuarios al tiempo que reduce la huella de carbono. Desde hogares familiares hasta complejas infraestructuras industriales, la Electricidad 4.0 se adapta a diversas escalas y contextos. 

“Desde Schneider Electric, instamos a nuestros clientes, socios y proveedores a realizar cambios para reducir la cantidad de energía utilizada en sus operaciones diarias y hogares y los acompañamos durante este proceso. A largo plazo, creemos fielmente que Electricidad 4.0 ofrece posibilidades disruptivas para liberar el potencial de eficiencia, resistencia y sostenibilidad. Más que una visión, la Electricidad 4.0 es una llamada a la acción para transformar nuestro futuro energético”

afirma Javier Ortiz, presidente de Schneider Electric para Colombia, Ecuador y Venezuela. 

Diferenciándose de las fuentes tradicionales de energía

Es esencial comprender que la Electricidad 4.0 no constituye una fuente de energía novedosa en sí misma, sino que representa la evolución de la industria eléctrica a través de la incorporación de tecnologías digitales como el Internet de las Cosas (IoT), la inteligencia artificial (IA) y el análisis de datos. A diferencia de fuentes tradicionales como el petróleo o el gas natural, que dependen de procesos físicos o químicos para generar energía, la Electricidad 4.0 está estrechamente relacionada con las energías renovables.

Es crucial no subestimar la importancia de la Electricidad 4.0, ya que está impulsando la electrificación y herramientas de eficiencia digital que reducen la huella de carbono en edificios recién construidos, remodelación de estructuras existentes y comunidades urbanas. La digitalización de la electricidad se presenta como el camino más prometedor hacia un futuro con consumo energético cero. Además, ofrece resultados medibles y sostenibles mediante tecnologías ya disponibles y aplicables en la actualidad.

La Electricidad 4.0 no es simplemente una visión del futuro; es una realidad concreta que está transformando nuestro sector energético en este mismo momento. Al abrazar esta revolución digital, estamos allanando el camino hacia un futuro más sostenible, eficiente y limpio para todos.

error: Contenido protegido