fbpx
abril 17, 2024

ConstruClub

Construcción, Arquitectura y Diseño

Colombia y el riesgo de un monopolio de resina de PVC

El pasado primero de diciembre se celebró la Audiencia Pública en el marco de la investigación que adelanta el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que se inició a solicitud de la firma Mexichem, perteneciente al grupo multinacional Orbia, para que se imponga el derecho antidumping a las importaciones de resina de PVC provenientes de Estados Unidos y China. La firma, así mismo, había ya solicitado una salvaguardia en contra de Corea del Sur.

Durante esta audiencia, diferentes representantes de la industria nacional que se vería gravemente afectada por esta medida expresaron de manera clara, con sólidos argumentos económicos, técnicos y de mercado, las razones por las cuales se oponen de manera enfática a que se establezcan barreras de acceso a esta materia prima en Colombia y a que el mercado de resina de PVC en el país quede en manos de un solo proveedor.

En la audiencia también participaron las organizaciones gremiales Acoplásticos, en cabeza de su presidente Daniel Mitchell y ACICAM – Asociación Colombiana de Industriales del Calzado de Cuero y sus Manufacturas, con la vocería de su Presidente, Germán González.

Se estima que Colombia en el año 2022 consumió aproximadamente 218.000 toneladas de resina de PVC, las cuales provienen de dos fuentes. Por un lado la planta de Mexichem en Colombia, único productor en el país de la resina, y por el otro, las importaciones. La planta tiene una capacidad nominal aproximada de 400.000 toneladas año y exporta cerca del 70% de su producción, dejando únicamente para el mercado nacional un volumen cercano a 126.000 toneladas. Es importante precisar que el precio al que se exporta es menor que al que se vende en la rama de producción nacional.

Un aspecto relevante es que Mexichem Resinas, fabricante de PVC, forma parte del grupo económico Orbia, que cuenta con otras empresas que operan en Colombia, entre las que se incluyen Pavco y Mexichem Compuestos.

Un porcentaje importante de las materias primas de PVC que Mexichem Resinas comercializa en el país se destinan a empresas del mismo grupo económico, en un ejercicio de integración vertical. Se estima que, en promedio, anualmente Mexichem, de toda su capacidad instalada, ha decidido suministrar 86.000 toneladas de PVC a la industria colombiana de diferentes sectores, incluyendo empresas que compiten con las otras compañías del grupo.

En síntesis, Mexichem dedica un volumen significativo de su producción a la exportación y al suministro de materia prima a empresas de su mismo grupo económico. Lo que destina al mercado colombiano no es suficiente para atender la demanda nacional.

A pesar de todo lo anterior, esta firma ha decidido solicitar la aplicación de un derecho antidumping sin cumplir con los requisitos exigidos por la ley. En especial, el de acreditar el daño que supuestamente está sufriendo. El establecimiento de un derecho antidumping no solo encarecería de manera grave las importaciones de esta materia prima, también genera el riesgo inminente de que se conforme un monopolio sobre este insumo básico para varias industrias nacionales, muchas de ellas forjadas por colombianos con capital colombiano. Las importaciones de resina de PVC, lejos de producir un daño a Mexichem, no han hecho otra cosa que suplir las necesidades de la industria colombiana que esa empresa ha decidido no atender.

Una realidad es que las importaciones son el único camino viable y competitivo para llenar el vacío generado por la renuencia de Mexichem a suministrar esta materia prima en los volúmenes y tiempos requeridos.

En el sector calzado la incidencia de la resina de PVC en el costo de producción es alta. Para Germán González, presidente de ACICAM, “si el aumento del costo de la resina de PVC se incrementa por las medidas antidumping, entre el 40,63 % y el 44,16 %, como es el derecho antidumping propuesto por Mexichem, el costo de botas agrícolas e industriales se incrementaría entre un 20 % a 25 %, en la medida en que esta resina representa entre al 40 % a 50 % de la materia prima de este producto”. Con relación a las suelas, que representan del 35 % al 40 % del costo del calzado, estima que, ante un alza similar de la resina de PVC, el aumento sería del 8 %.

Para Acoplasticos, la situación es de igual preocupación toda vez que la participación de la resina de PVC en los costos de producción de los bienes transformados está entre el 45 % al 70 %, variando según el tipo de producto. Daniel Mitchell, presidente del gremio, afirma que “un incremento como el sugerido, genera automáticamente un aumento en los precios de los bienes plásticos de PVC de entre 18 % y 35 % aproximadamente”. Señala que, ante este panorama, la industria nacional perdería toda la competitividad y los mercados de exportación de productos transformados de PVC se marchitarían, y se propagaría la importación de bienes terminados a partir de este material.

La solicitud de Mexichem, por un supuesto dumping, podría traer como consecuencia el cierre de las fuentes alternativas de suministro al encarecer de manera significativa las importaciones, lo que le otorgaría el control absoluto del mercado de resina de PVC en el país. Es incoherente que Mexichem esté solicitando derechos antidumping para impedir importaciones a un mercado que ha preferido no atender sino a través de excedentes, respondiendo a su vocación de atender prioritariamente, a precios más bajos y sacrificando una importante rentabilidad, a sus compañías vinculadas y a otras empresas en el exterior

error: Contenido protegido