fbpx
abril 18, 2024

ConstruClub

Construcción, Arquitectura y Diseño

El auge de la belleza y su impacto en los espacios de retail 

La belleza es un sector que no muestra signos de desaceleración. Un reciente informe de McKinsey & Company y Business of Fashion arroja luz sobre lo que esto podría significar para los espacios de venta al por menor en el mercado de belleza. 

El impresionante crecimiento del sector belleza 

El año pasado, el sector de la belleza generó ingresos por $430 mil millones USD, y se espera que crezca a una tasa del 6% anual, alcanzando los $580 mil millones USD para 2027. Dada esta tendencia, no es sorprendente que las marcas de belleza estén innovando rápidamente y que nuevos actores entren al mercado para captar la atención de los consumidores, especialmente de la Generación Z. 

Impacto en el diseño espacial y el E-commerce 

El informe destaca que el surgimiento de modelos directos al consumidor, la necesidad de hiperlocalización, el auge del comercio de bienestar y las prioridades impulsadas por valores de la Generación Z tienen repercusiones directas en el diseño espacial del mercado. Aunque se prevé que el e-commerce represente una cuarta parte de la industria de la belleza para 2027, muchos consumidores aún prefieren las experiencias sensoriales que solo las tiendas físicas pueden ofrecer. 

La importancia de la experiencia física 

A pesar del crecimiento del comercio en línea, las tiendas físicas siguen siendo esenciales. Las marcas como Glossier han demostrado que los espacios físicos pueden ser herramientas efectivas de narración de historias que fortalecen la presencia en línea. La colaboración con diseñadores, artesanos y artistas locales, el uso de materiales vernáculos y la interacción con las costumbres culturales pueden enriquecer estas experiencias físicas. 

Construyendo conexiones en la tienda 

Las tiendas de belleza tienen la oportunidad de ser espacios de descubrimiento y entretenimiento. Mientras que los productos de maquillaje pueden fomentar la creatividad y la expresión individual, los productos de bienestar y cuidado de la piel pueden centrarse en la educación sobre salud, ciencia y autocuidado. Las colaboraciones con spas, hoteles y clínicas pueden ampliar aún más estas experiencias. 

Desde una perspectiva de diseño espacial, es esencial que las marcas y minoristas no pasen por alto las enormes oportunidades que ofrecen los segmentos emergentes, desde el bienestar hasta el ultra-lujo. El futuro de la industria de la belleza no solo reside en los productos, sino también en cómo estos productos se presentan y se experimentan en espacios físicos. Es una era emocionante para el diseño interior en el sector de la belleza, y Colombia, con su rica tradición de diseño, está bien posicionada para liderar en esta área. 

error: Contenido protegido