fbpx
abril 18, 2024

ConstruClub

Construcción, Arquitectura y Diseño

Cinco herramientas para el cumplimiento efectivo en las pymes

Según la Encuesta Global de Crimen y Fraude Económico 2022-2023, aproximadamente el 34% de las empresas en Colombia ha sido víctima de fraude, corrupción u otros delitos económicos en los últimos 24 meses. Ante la creciente importancia del cumplimiento normativo y los desafíos que enfrentan las PYMES, KLYM, una destacada empresa en el sector fintech, comparte herramientas para establecer programas de cumplimiento efectivos en las organizaciones, reafirmando su compromiso de impulsarlas hacia un nivel superior.

“Un programa de cumplimiento es una estrategia integral que va más allá de seguir las leyes, establece una cultura de ética en toda la organización. No tener uno que funcione de forma efectiva, puede resultar en riesgos letales y daños reputacionales que ninguna empresa debería permitirse ignorar”,

declara Pedro Carrillo, Head of AR&C de KLYM.

Según la UNODC, las pequeñas y medianas empresas (PYMES) son las más propensas a enfrentar situaciones de corrupción. Con el objetivo de fomentar un auténtico progreso empresarial, KLYM presenta cinco herramientas que podrían ser consideradas para ayudar a estas organizaciones a instaurar programas de cumplimiento efectivos:

1. Compromiso de la alta dirección: la dirección de la empresa debe comprometerse plenamente con el programa de compliance para garantizar su éxito.

2. Análisis de riesgos: la actualización constante del programa depende de un análisis de riesgos, que incluye consideraciones locales como la corrupción y el soborno.

3. Capacitación y concientización: la formación regular asegura que los colaboradores comprendan las políticas y riesgos de incumplimiento.

4. Monitoreo y auditoría: la supervisión constante y auditorías internas y externas garantizan el funcionamiento del programa.

5. Investigación y reparación: protocolos claros para tratar infracciones, incluyendo investigaciones y medidas correctivas, son esenciales, así como la cooperación con autoridades reguladoras cuando sea necesario.

“Tener este Programa, más que una obligación, es una buena práctica que contribuye a la consolidación de las compañías. El mercado valora que las empresas cumplan y, además, agreguen valor a los negocios y sus clientes. Estas prácticas han venido para quedarse y en KLYM valoramos enormemente que así sea”,

puntualizó Pedro Carrillo.

KLYM reconoce la importancia de implementar programas de cumplimiento efectivos que ayuden a prevenir y detectar fraudes y delitos económicos, es por esto que, invita a las pequeñas, medianas y grandes empresas a poner en práctica las herramientas mencionadas.

error: Contenido protegido